CARETOS ANÓNIMOS

CARETOS ANÓNIMOS

Rossbolsa1

Aunque nadie lo crea, hay por ahí una buena parte de la población que oculta su rostro en las redes sociales. Dado que las redes sociales son para, obviamente, socializar, cabe preguntarse a qué se debe el sorprendente hecho de estar intercambiando fotos y/o ingeniosos y chispeantes comentarios con un signo de exclamación, un vacío inexpresivo o una silueta misteriosa y anodina.
Muy ofendid@s, algunos de mis amig@s, dirán que tienen derecho a la intimidad. Como todos sabemos, la intimidad es como el tiempo: relativa.
Hay algunas razones para esconder el careto tras una silueta, signo de interrogante o vacío existencial, por ejemplo:

1- El dueño del perfil, en adelante el perfilado, es un personaje famoso que no desea que una tribu de fotógrafos, periodistas y cotillas le acorralen en su lujosa mansión para preguntarle la causa de haber compartido la foto de las monerías de su perro con un colega anodino al cual ellos no conocen.
2- El perfilado es un sujeto tímido, al cual le da auténtico terror que le manden una foto o que alguien le dé al me gusta a algo que ha escrito.
3- El perfilado es un tipo escurridizo, tipo anguila tirando a culebrilla, que se oculta en el anonimato para cotillear, criticar y/o divertirse con las cosas que los demás ponen en sus muros.

Como para todo problema hay una solución, propongo lo siguiente:
-Para todo personaje famoso, ponga un cartel en el jardín de su lujosa mansión que así nos enteramos todos y nos ahorramos ir a comprar el periódico o mirar las noticias en el móvil.
-Para los tímidos, sugiero tomarse unas copas, ya que animan y hacen que no parezca tan terrible que alguien esté de acuerdo con uno (esto lo digo por experiencia).
-Para los tipo anguila, aconsejo confesar su verdadera identidad: así podemos los demás vengarnos adecuadamente, si procede.

Hala, espero que mis consejos sean valiosos para alguien, y, si no, no haberlos leído.
Por cierto, no voy a entrar hoy en detalles sobre lo absurdo que es intentar saber quién es tu amigo de la universidad o del curro de hace cuatro años, cuando su foto de perfil es un paisaje con uno o dos retoños: uno no deja de preguntarse si la lejana criatura del paisaje es un hijo, un sobrino o el mismo amigo cuando era un tierno infante.

Acerca de piligonzabar

Escritora que divaga habitualmente sobre misteriosos sucesos acontecidos en la vida real. Mi equipo de redacción y edición queremos advertirles que somos poco serios. Ver todas las entradas de piligonzabar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s