ENFADONES

Sandokán enfadado

ENFADONES

Dícese de aquellas personas que se enfadan.

En mi pueblo también se les llama enfadicas.

Quejicas.

Gruñones.

Refunfuñones.

Si miramos unos cuantos diccionarios de sinónimos encontramos una lista parecida a esta: gemebundo, quejicoso, jeremías, plañidero, llorón, puntilloso, quejilloso, quejumbroso, lastimero, plañidero, protestón, llorica, cascarrabias, protestón, pupas, quejón, regañón, renegón, rezongador, etc.

Lo de enfadones viene a que me agota constatar que hay cientos y cientos de gentes gastando tiempo y energías en protestar por puro afán protestativo, encantados de ponerle pegas a todo. Lo de pasarse horas husmeando en internet, cosa que hacemos muchos y algunos niegan a pesar de la evidencia, tiene algunas consecuencias: en mi caso, dolor de cabeza por leer los comentarios absurdos de la gente. Obviamente, todo el mundo tiene derecho a dar su opinión, pero hay mucha gente que solo escribe para discutir. No transcribiré aquí el comentario que hizo una moza el otro día en un grupo porque ni siquiera la conozco, pero la muchacha en cuestión (no sé su edad, lo de muchacha es una forma de hablar) se limitó a decir educadamente que algunas personas se excedían comentando asuntos ajenos al propósito del grupo. Aunque no es el caso, pondré un ejemplo inventado: en un grupo llamado Me gustan los árboles alguien se pone a hablar de lo bueno que le ha quedado el cocido, otro contesta que el de su madre es mejor, otro tiene dudas de si poner morcillas de Burgos o de piñones  y así la conversación sigue con unos 50 comentarios.

Está claro que esto puede pasar, por así decir, un día suelto, en cuyo caso resulta divertido hablar de cocidos en medio de una conversación sobre lo mal que podan los pinos en este país (España), pero cuando alguien quiere hablar de árboles, y, día sí día también, una serie de usuarios aburridos y/o amargados, comentan que su suegra está insoportable o que tienen al perro enfermo, pues la verdad, dan ganas de irse del grupo y buscarse uno donde realmente se hable de árboles. Quien dice árboles, dice recetas de cocina.

También es desconcertante que al hablar de los bizcochos de chocolate te enteres de algunos problemas de salud de índole más bien privada del usuario número doce. Afortunadamente, el usuario 1325 ya le dio en su momento el teléfono de un médico competente.

Como aquí todos somos muy curiosos (curiosones, cotillas, fisgones, entrometidos, indagadores, husmeadores), os diré que la moza que nos ocupa, es decir, la que insinuó que el número de comentarios ajenos al propósito del grupo era más que excesivo,  hizo destacar educadamente el hecho de que el tema árboles brillaba por su ausencia, y pidió por favor que hablaran de árboles. Insisto en que lo de los árboles es un ejemplo, me encantan los árboles y en los grupos en los que estoy sí se habla de árboles y no de suegras. (Lo siento por las suegras, si es que hay alguna, no tengo nada en contra de ellas pero son muy útiles para decir chorradas).

 Consecuencia de sugerir que, por favor, se hable de árboles:

150 comentarios al día siguiente, poniendo verde a la susodicha.

Algunos ejemplos:

-Si te molestan los comentarios, te vas del grupo.

-A ver si no puedo decir que a  mi suegra no hay quien la aguante.

-Eres una maleducada

-¿Quién se cree que es esta tipa?

-¿Por qué habla ahora ésta de árboles?

-¿Qué mosca le ha picado?

-Tú eres idiota.

-Mi suegra también es muy pesada.

Y un largo etcétera.

Pasemos por algo el hecho de que numerosos comentarios daban ganas de llorar por la ortografía. Valla de saltar es con dos eles. Vaya mierda es con y. Las mayúsculas llevan acento le moleste a quien le moleste (ya sé que a nadie le importa, pero  tengo que desahogarme).

Obviamente, yo también puedo ser muy enfadona: normalmente arremeto contra todo tipo de corrector ortográfico y/o escritura predictiva que se precie. Los odio. No soporto que crean que saben lo que voy a decir antes que yo.

Me parece muy fuerte.

Pili Gonzábar

Acerca de piligonzabar

Escritora que divaga habitualmente sobre misteriosos sucesos acontecidos en la vida real. Mi equipo de redacción y edición queremos advertirles que somos poco serios. Ver todas las entradas de piligonzabar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s