LAGARTIJA ROQUERA en Facebook

Lagartija roquera pensativa

El otro día conocí a una lagartija muy ofendida. Al principio yo pensaba que las lagartijas se ofendían por la contaminación del aire, la destrucción del hábitat  y cosas por el estilo, pero la causa de su ultrajado estado resultó ser  bastante peculiar, pues se trataba de algo que había leído en Facebook: mucha gente pensaba que a las lagartijas roqueras les gustaba el rock. Al parecer, a ella no le gustaba nada.

La lagartija protestó tanto sobre que se dudara de sus gustos musicales que al final el periódico local en el cual trabajo, llamado Gaceta Multiuso, me envió como  reportero a entrevistar a este pequeño reptil. Me costó encontrarle, sobre todo porque no entiendo de lagartijas y eso mejor no decírselo a la susodicha.

Conseguí encontrarla preguntando a todo el que encontré, y finalmente la hallé al sol sobre un muro, oteando en busca de insectos. Le pareció bien ser entrevistada y me explicó la situación tal y como ella la veía:

—Nunca me ha gustado el rock —aseguró, y me hizo abrir su perfil en Facebook para que viera sus gustos: allí ponía que le gustaba la música clásica y la música country. Yo me callé prudentemente, pues su aspecto no era de oír música clásica y menos country, pero ya se sabe que el hábito no hace al monje.

—La gente puede pensar eso porque usted se define como lagartija roquera —insinué.

La lagartija dio un bufido, bajó del muro y se subió a una roca más cercana a mí. Me pregunté si para intimidarme con su mirada, que era algo feroz, la verdad.

—No tengo la culpa de los nombres que ponen a nuestra especie —objetó—.  Usted es un humano caucásico: ¿cómo le suena? ¿Le han dado a elegir?

Reí.

—Me suena a rostro pálido, pero en fin… El caso es que usted se enfadó mucho con los que le hablaban continuamente de grupos de rock, creyéndola una experta. Casi  diría que otro se habría sentido halagado.

—¡La gente da todo por sentado! —exclamó la lagartija, que había querido guardar el anonimato no diciéndome su nombre aunque dicho nombre estaba bien visible en su página de  Facebook.— Soy una lagartija llamada roquera, supongo que porque mis ancestros vivían en las rocas, lo cual me parece de lo más normal. Podían habernos llamado lagartijas soleares porque tomamos el sol o cualquier otra estupidez.

—Su nombre científico es Podarcis muralis, según me he informado. —Asintió secamente sin molestarse en responder—. ¿Cree que la gente está mal informada sobre las lagartijas?

—¡Claro que lo creo!

—Entonces, ¿quisiera poner algún tipo de reclamación…?

—¡¡Yo solo quiero que no me pregunten más sobre rock!! ¿Cómo tengo que decirlo?

—Claro, claro, sus gustos musicales son muy distintos.

—Y tanto. No hago más que explicarlo, pero nadie me hace caso.

A continuación, incluyo un pantallazo de un retazo de conversación en Facebook. Lamentablemente, nuestra exaltada amiga se niega a que publique la conversación entera. Obviamente, está tan ofendida que no se da cuenta de que todo el mundo lo ha leído en su muro.

En su muro del Facebook, debo aclarar, no en el  muro en el que está subida.

lagartija captura fb

Lagartija pensativa 2

 

 

Reportero: Juan García (sería divertido llamarme Gustavo, como la rana, pero no, lo siento)

Acerca de piligonzabar

Escritora que divaga habitualmente sobre misteriosos sucesos acontecidos en la vida real. Mi equipo de redacción y edición queremos advertirles que somos poco serios. Ver todas las entradas de piligonzabar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s