La rosquilla de San Valero

 

 

rosquilla san valero

Que se pretenda hacer un mini-roscón y salga un mini-mini-mini-roscón, pues, en fin, es un fallo técnico de la pastelera, la cual confesó que no pretendía que quedara tan pequeño. Ella estaba haciendo roscones para San Valero y le pidieron algunos para 1-2 personas. El resultado fue satisfactorio, solo que… Al parecer decidió emplear la masa sobrante y le salió un minúsculo rosconcito, que no una rosquilla, que es también redonda pero es otra cosa.

—No pretendía sacarlo al escaparate –dijo perpleja, la pastelera—: no sé cómo ha llegado allí. Pero en fin, puede que lo regale al primer niño que pase.

Mientras tanto, el mini-mini-roscón, explicaba irritado a las magdalenas que no era una rosquilla.

—¡Que quede claro que no soy una rosquilla! –gritaba cuando lo envolvieron para llevar.

—Pues parecía una rosquilla con nata –murmuró una breva pensativamente.

—Aunque  lo de las frutas despistaba –dijo un pastel de fresa, el cual empezaba a dudar—. En cualquier caso, se lo han llevado antes que a nosotros.

—Qué suerte –dijo un merengue de café.

—Sí, que suerte –dijeron los demás.

Acerca de piligonzabar

Escritora que divaga habitualmente sobre misteriosos sucesos acontecidos en la vida real. Mi equipo de redacción y edición queremos advertirles que somos poco serios. Ver todas las entradas de piligonzabar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s